Avesgams - Forum

AVES => Foro general => Mensaje iniciado por: yo en 21 de Noviembre de 2014, 05:16:45 pm

Título: El Amor y el Misterio de la Vida y la Muerte (por Francina)
Publicado por: yo en 21 de Noviembre de 2014, 05:16:45 pm
El Amor y el Misterio de la Vida y la Muerte

A mi Hija

Ayer, por primera vez en dos meses que hoy se cumplen de tu ausencia, me enfrenté a mi primer examen: alguien a quien acababa de conocer me hizo la pregunta que yo no tenía prevista: "¿Y tú Francina, cuántos hijos tienes?"
Me quedé en blanco unos segundos y esquivé la respuesta. Pero al rato sentí una angustia muy grande en el pecho, que solo se disipó cuando me lancé a abrir la boca sin preámbulos ni tapujos y solté lo que era la verdadera respuesta, que surgía desde lo más hondo de mí: “Siento no haberte respondido antes… yo tengo tres hijas. Una murió hace dos meses.” Este es el lenguaje que comprende la mayoría.
Cuando has traído una hija al mundo y ha crecido de tu mano, y la has amado, no podrá nunca más dejar de ser tu hija. Ya puede vivir y morir siendo una anciana o un bebé: es mi hija y lo será mientras yo tenga conciencia de vida, porque forma parte de mí.
Tu ausencia física, Anahí, está sacudiendo todos los cimientos sobre los que se asentaban mis principios. Tu ausencia es el revulsivo más potente al que jamás me ha sometido la vida, y es el motor de mi transformación. El fuerte apego que tenemos los humanos al cuerpo físico y a la materia es derribado en cuestión de segundos por un manotazo homicida, por la experiencia súbita de la muerte.
Pero yo no me creo esto de que con la desintegración de los cuerpos físicos pueda desaparecer todo lo que se creó desde que te engendrara hasta que te marcharas de mi lado. Yo te siento, te experimento como algo vivo y real igual que lo hacía antes. Estás presente en mi experiencia de vida como algo que una vez conocí y que me acompaña siempre en este camino.
No sufro por ti, sé que estás bien. Me llegan tus mensajes y me traen paz. El dolor desgarrador de la separación física inesperada se irá aplacando con el tiempo, y el mismo tiempo me irá acercando a ti inexorablemente. Te me adelantaste “un poco” en el tiempo que supuestamente estaba previsto para nuestra separación, pero ya ves que ni tú ni yo tenemos permiso para controlar nada de lo que está reservado al gran espíritu del universo. Tenemos que aceptarlo porque así ha sido dispuesto para nosotras, y en algún momento de este camino viajaré junto a ti.
No me inmuto ante las afirmaciones de que nadie ha vuelto del más allá para contarnos la experiencia que allí han conocido. Tampoco ha regresado nadie jamás al útero materno y en cambio sí creemos saber con certeza que de allí venimos. ¿Y si el útero materno es el “más allá”? ¿Acaso no éramos consciencia antes de nacer? Nacer o morir, morir o nacer… solo son un cambio en el estado de conciencia. El ser humano es tan ignorante que niega la existencia de todo aquello que no puede ver y tocar. Pero ¿qué es la existencia? Yo la siento como la experiencia de un sendero de amor que nace, crece y habita en mi cuerpo espiritual. Tal vez alguien pensó que con la muerte desaparecerías Tú, pero mi experiencia me dice que estás presente, aquí, conmigo, en mi interior, siempre. Habitas en mi cuerpo espiritual, vives en mí, y nadie puede negarme esta experiencia.
Entiendo el camino de la vida consciente como un proceso de evolución sembrado de oportunidades para la metamorfosis. Tú estás ahora inmersa en uno de esos puntos de cambio en tu experiencia, igual que lo estoy yo. No me lo puedes explicar en el lenguaje que hemos conocido siempre, y yo no puedo tocar tu piel o las ondas de tu pelo, no puedo mirarte a los ojos, pero puedo conectar contigo mediante la voz del amor.
Vuela alto y lejos, hija… transfórmate, evoluciona, crece sin límites, y no sufras por mí, pues tengo la absoluta certeza de que estamos juntas aunque tú seas una mariposa y yo una oruga. Tú y yo sabemos que un día llegará en que yo también seré mariposa y volaré a tu lado, y de nuevo experimentaremos la plenitud del amor. No me preocupa ya lo que aquí en la tierra llaman muerte. Ya aprendí que no es más que una separación física transitoria que nos coloca a cada uno en su justo lugar, en su justo momento, para que avancemos en nuestra evolución, y que el único camino, el verdadero, el que nos une a todos, seamos oruga o mariposa, es el del Amor incondicional eterno.
Ya amanece y sale el sol. Voy a salir a respirar y a pasear contigo, hija del alma.
Francina
17 de noviembre 2014
Título: Re:El Amor y el Misterio de la Vida y la Muerte (por Francina)
Publicado por: Raquel en 15 de Julio de 2018, 05:08:52 pm
Es de lo más grande que he leído respecto al duelo, gracias por estos minutos de paz que necesito como oxígeno.
Título: Re:El Amor y el Misterio de la Vida y la Muerte (por Francina)
Publicado por: jordi en 16 de Julio de 2018, 09:37:36 am
Ya te comente que en este foro, puedes encontrar escritos que te puede hacer bien, son de gente que ha pasado y está pasando por lo mismo que tu.
Un abrazo de oso